DR JAIME GARCIA BEDOY ROCHA
 
 
line
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El cateterismo diagnóstico permite conoce más de su corazón

 
 
Un cateterismo es un procedimiento mediante el cual se utilizan unas mangueras delgadas llamadas catéteres. Estas tienen un diámetro para los niños que va desde 1 a 2 mm (3 a 6 French), ideales para ser introducidos en las venas y arterias de los pacientes pediátricos. El cateterismo es un estudio invasivo.

Estos procedimientos permiten al cardio-pediatra obtener más información además de la que había recibido con el electrocardiograma (ECG) y con el ultrasonido del corazón (Ecocardiograma). La información que deriva de este estudio orienta el tipo de tratamiento o intervención a realizar en el paciente cateterizado.

Para que el niño no pueda recordar el procedimiento y no le cause trauma, se le indican medicamentos pre y posoperatorios. El procedimiento se realiza con anestesia local y general, se planea la búsqueda de información que se requiere del corazón paciente.

El procedimiento consiste en primera instancia en canalizar al paciente por una vena periférica, aseo de ambas regiones femorales, anestesia general, inyectar anestésico local en la ingle (puede ser un lado o ambos). Se introduce una aguja en la vena y/o arteria, se introduce una guía corta y se coloca un tubo plástico conectado a una válvula, conocido como introductor. La válvula permite al cardiólogo intervencionista introducir catéteres de manera segura el sangrado del vaso elegido.

Además de la ingle, las venas del cuello también pueden servir para un cateterismo diagnóstico. Cuando se coloca el introductor solamente en la vena se llama cateterismo derecho y cuando se introduce solo en la arteria se llama cateterismo izquierdo. Cuando es en los 2 vasos es cateterismo derecho-izquierdo. Estos están determinados por el tipo de enfermedad cardiaca que tenga el paciente.
 
El catéter se introduce a través del introductor, llega a los vasos sanguíneos hasta el corazón y sirve para tomar pequeñas muestras de sangre y medir la presión sanguínea, estos resultados sirven para valorar la función dinámica del corazón. El médico cardiólogo Intervencionista en Cardiopatías Congénitas dirige los catéteres a través de las estructuras del aparato cardiovascular del niño, guiados con una cámara especial de rayos X.

Este instrumento, el fluoroscopio, dispara entre 15 y 30 radiografías por segundo, nos permite ver los catéteres, se sintetiza video. De este modo sabemos en cuál de las estructuras está el catéter. A través de los catéteres podemos tomar muestras sanguíneas, realizar exámenes de laboratorio o tomar presiones.

Al inyectar un líquido llamado medio de contraste (se ve con rayos X), podemos dibujar por dentro el corazón y ver cómo se mueve la sangre a través de venas, cavidades cardiacas y arterias. Esto se realiza en un quirófano especial llamado: sala de hemodinámica. Esta consta de fluoroscopio, monitoreo de electrocardiograma, de presión con manguillo, oximetría de pulso.

Es también importante el aparato para medir presiones dentro del cuerpo, que se conecta a los catéteres, llamado polígrafo. El equipo humano multidisciplinario que asiste a la intervención no es menos importante para cualquier urgencia o eventualidad que surja durante el procedimiento. Todo es dirigido por el médico intervencionista en Cardiopatías Congénitas quien también es cardiólogo pediatra, él junto a su equipo médico llevan a cabo el procedimiento.
 
 
El cateterismo diagnóstico sirve para lo siguiente:
 
  • Medir la presión sanguínea selectiva en aurículas, ventrículos, vasos, etc.
  • Tomar muestras sanguíneas en lugares seleccionados para cálculos de resistencias pulmonares.
  • Grabar y guardar videos e imágenes del cateterismo.

La información obtenida servirá al cardio-pediatra para precisar si el niño necesitará algún tipo de tratamiento, ya sea seguimiento, manejo médico o quirúrgico.
 
Los riesgos y posibles complicaciones durante el cateterismo dependen del tipo de estudio sea y la condición previa del paciente. Antes de programar el procedimiento a realizarse se explica e informa ampliamente al paciente y al familiar. Lo más adecuado es platicar con el cardiólogo-pediatra para que les ayude a despejar sus dudas.

Si su hijo tiene algún problema cardiaco, atiéndalo con el Dr. Jaime García Bedoy Rocha, quien es Cardiólogo-Pediatra y Cardiólogo-Intervencionista y está en la ciudad de Tijuana. Haga una cita hoy al teléfono: (664) 634-3634 con gusto le atenderán.